Cuando un contenido en la red se esfuma, también tus posibilidades de denunciar. Captúralos, pero hazlo bien.

La acreditación de que un contenido está o estaba publicado en la Red debe hacerse bajo unas garantías técnicas y legales. Las capturas de pantalla “caseras” no sirven y si el contenido ha sido borrado antes de una captura con todas las garantías, será tarde. Aprende cómo certificar los contenidos que quieras denunciar y sé rápido.

 

La Red no es el lejano oeste 

Son las 23 horas de un miércoles frío de noviembre. El grupo de homicidios que esa noche hace guardia recibe una llamada de la Sala 091. Mala señal. Lo que podía haber sido una plácida noche de sofá y peli se convierte en una de duro trabajo a la espera del Forense y el Juez, para tomar escrupulosamente muestras, fotografías del cadáver y las primeras declaraciones de testigos. Muchas posibles pistas que asegurar que no pueden escapar porque pueden ser claves para llegar al autor.

Nadie duda ahora de lo protocolos necesarios en policía científica para la recogida y preservación de evidencias, sangre, epiteliales y la escrupulosa cadena de custodia para garantizar las muestras.

Ahora nos trasladamos a la Red, al mundo virtual donde parece que todo vale. Se entregan documentos fotocopiados, se reenvían emails que podrían ser pruebas, se notifica o denuncia la presencia de contenidos sin preservar antes esas evidencias, solicitamos la aceptación en grupos privados de redes sociales para obtener archivos (fotos, comentarios, etc.) incriminatorios y presentarlos o no le pedimos a una empresa que nos guarde registros web que nos puedan interesar.  Dos años de investigación o el sometimiento de la víctima a procesos judiciales que se vienen abajo por estos defectos y el no ser cuidadoso con nuestras pruebas.

 

¿Desconocimiento o dejadez?

A diario recibimos cientos de notificaciones ciudadanas con dudas o reportes de contenidos si no delictivos, al menos, inapropiados. Cuando hacemos la comprobación posterior, el contenido se ha esfumado. El proveedor de alojamientos de contenido, el propio autor o reportes de los propios usuarios, han provocado que se retire de la red. No se preocupe agente, tengo la captura de pantalla. Momento latigazo y gota de sudor frío por la frente.

 

Certificar los contenidos generados en la Red

No. Las publicaciones o cualquier registro generado en la red puede ser manipulable. Esto quiere decir que es necesario certificar la integridad de las comunicaciones en tiempo y forma de tal manera que un documento o archivo acredite que un contenido fue efectivamente generado o publicado y que no ha sido modificado. Por mucho que te molestes en asegurar que una publicación o un mensaje fue enviado o publicado, una mala captura de pantalla o un enlace a un perfil o un comentario, un anuncio sobre venta ilegal de algo, a un foro y un vídeo en YouTube eliminado. Ni te molestes, no es una prueba válida. De nada servirá en un proceso judicial si antes no te preocupas en adquirir, preservar y presentar las evidencias electrónicas de forma tan escrupulosa como si una muestra de sangre o un pelo se tratara, con el mismo cuidado y siguiendo unos protocolos. Casi todos lo saben. En muchos casos es tan fácil hacer desaparecer líneas de investigación con tan sólo pulsar el botón de BORRAR.

Mirad este ejemplo gráfico y el cómo, las tan temidas y famosas impresiones de documentos sin hacer entrega ni salvaguarda correcta de una evidencia electrónica básica para un email no garantizan que no ha sido modificado y que proviene del remitente que dice ser.

Para exagerar la evidencia del ejemplo he modificado el remitente, haciéndome pasar por la agencia tributaria pero podía haber sido cualquier otro. Evidentemente, no es una dirección de correo válida ni verdadera; está manipulada pero podría tratar de presentar una impresión de este email e incriminar a Pepe González en los hechos. Con una evidencia electrónica, la legitimidad del remitente, la verdadera dirección de mail y el servidor web utilizado hubieran evidenciado su falta de legitimidad. Consecuentemente, la impresión del email no debe ser aceptada en el proceso (o al menos, no debiera) invalidándose la prueba ¿ Entendéis ahora la importancia de preservar y entregar las evidencias de forma correcta? Utilizar esta certificación evitará que tu contrario o el autor de unos hechos utilice el argumento de una presunta manipulación para poner en tela de juicio su legitimidad.

 

Posibilidades para certificar contenidos en la Red

Previo pago de una cantidad económica ( unos 50 euros), puedes acercarte a un Notario que certifique y levante Acta de contenidos. Dichos honorarios podrán ser repercutidos en el denunciado si finalmente es condenado por las publicaciones.

Si quieres ahorrarte los costes notariales, la policía, en comisaría, también puede levantar Acta de contenidos a modo testifical, pero sólo tiene valor de mera denuncia. A posteriori, será suficiente que el agente que interviene en su elaboración se ratifique durante el proceso judicial.

Acudir a un Juzgado y solicitar que un Secretario Judicial, como fedatario público, levante Acta a modo de diligencia de constancia de contenidos. Esta opción es poco operativa y es probable que durante la espera de personación en el Juzgado, los contenidos vuelen.

También existen otras alternativas, como la conocida aplicación denominada egarante.com. De forma intuitiva y rellenando los campos que te piden, permite certificar en tiempo y forma, los contenidos web, email y otros documentos electrónicos.

También existen empresas de peritos expertos informáticos que llevan a cabo informes periciales con capturas de pantallas de firma avanzada y certificadas por la Autoridad Nacional de Certificación y que tienen el mismo valor jurídico que la notarial.

Recuérdalo: Las capturas de pantalla no son tus amigas, son manipulables. Perfiles que se borran, emails manipulados, vídeos y webs suprimidos. Si la información no ha sido CAPTURADA Y PRESERVADA con anterioridad y con unas garantías técnicas y legales, no sirve.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies